Carmen Lorenzana - Fundadora de Bajo la Carpa Roja
Foto: Verónica Miranda

 

Soy Carmen, creadora de Bajo la Carpa Roja.

Desde que tuve mi primer periodo a los 12 años, mis ciclos fueron irregulares y súper dolorosos. A mis 20, y sin mucha explicación, me diagnosticaron Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP). Como es el caso de muchas chicas, visité varios médicos escuchando de todos lo mismo: “la única solución es tomar pastillas anticonceptivas (ACOS)”. Probé con varias marcas teniendo efectos secundarios terribles, hasta que encontré una que mi cuerpo no rechazó… inmediatamente.

Durante los 5 años que tomé las pastillas, mi ciclo se volvió regular y los quistes de mis ovarios desaparecieron casi por completo, así que creí que iba por buen camino. Sin embargo, tiempo después comencé a tener sangrados entre periodos y otras terribles molestias. El médico dijo que podía ser causado por la pastilla, así que decidí suspenderla. En ese momento todos los síntomas regresaron, ahora con mayor intensidad: me llené de acné e hirsutismo, subí mucho de peso y por más de un año no tuve mi periodo. En el siguiente ultrasonido volví a ver mis ovarios llenos de quistes y por primera vez escuché a un ginecólogo decir que el SOP es algo de por vida (¡¿Qué?! Yo pensaba que ya estaba curada…). Como siempre, la única alternativa que me ofreció para controlar los síntomas fue la misma: tomar anticonceptivos.

La idea de regresar a los ACOS fue súper frustrante para mí, algo en el fondo me decía que tenía que haber una opción más amigable para mi cuerpo. Entendí entonces que para enfrentar el problema tenía empezar por aprender tanto como pudiera sobre mi padecimiento; tenía que dejar de sentirme una víctima y tomar el control de mi salud. A partir de ese momento hice cambios en mi mentalidad y estilo de vida, y así, poco a poco, con mucho estudio de respaldo y con la ayuda de los especialistas adecuados, he podido recuperar mi periodo y mi salud.  

Aprender sobre mi desorden hormonal me ayudó a entender que el ciclo menstrual es una herramienta de retroalimentación súper poderosa, que me da acertados mensajes sobre mi estado de salud física y emocional. Este descubrimiento ha traído muchas cosas positivas a mi vida: dejé de ver la menstruación como una maldición y empecé un camino de autoconocimiento que me ha ayudado a hacer las paces con mi cuerpo y con mi feminidad.

Bajo la Carpa Roja es un proyecto con el que quiero compartirte todo lo que he aprendido en este camino  y ayudarte a encontrar balance, viviendo en armonía con los procesos naturales de tu cuerpo. Estoy convencida de que entre más informadas estemos, mejores decisiones podremos tomar sobre nuestra salud y nuestro bienestar.

Este es un espacio creado para que aprendamos juntas, te invito a sacarle el mayor provecho posible 🙂